PARALAJE

PARALAJE

A ratos uno duda sobre qué tanta escena musical entregan las regiones del país, por lo que viajar al norte siempre es algo nuevo.

Por la Ruta de las Estrellas (La Serena), llegamos a Vicuña, comienzo del Valle del Elqui, cuna de Cervecería Guayacán, muy popular entre fans del brebaje que posee su propio bar en medio de árboles, vegetación y su centro de elaboración. Tampoco olvidar que fue eje central del fenómeno de la década: el Eclipse total de Sol.

Allí, la leyenda groove Paralaje, comenzó -contra todas las nuevas reglas de la Industria Musical- la gira de su esperadísimo larga duración “Acción/Reacción“, álbum que nació en el año donde la Industria lo canceló todo: Feria Pulsar, Fluvial y la Economía Nocturna. De no ser suficiente, el quite a las bandas del norte hacia el sur por parte del Chiloé Metal Fest, Santa Barbara Open Air o Woodstaco (por citar unas pocas) ponen más cuesta arriba las aspiraciones del quinteto que a estas alturas, refuerzan su coraza de situaciones para seguir su testimonio de 10 años.

ACCIÓN/REACCIÓN

ACCIÓN/REACCIÓN

Pacientes ante cómo lo escuchará el resto, su debut suena apretado, ensayado y con letras profundas a tres voces comandadas por Rodrigo Castillo (frontman) que saben meter cada proza, sin prisa y ordenado ante tanto talento al servicio de Paralaje.

La producción es de lujo: preocupación principal en el proceso mezcla/master inyecta de riffs a dos guitarras y un poderoso bajo ansioso de soleos (Miguel Ángel Gómez, Claudio Allende, Raúl Venegas). Entrega que cumple con los gustos de todos; desde ‘Megalodon‘ que plasman la realidad tipo Mr. Robot (la serie), hasta experiencia lisergicas en ‘Chamán‘ son apenas un aperitivo para 37 minutos que te dejan con ganas de repetir.

Raúl Venegas, el “nuevo” de la formación, es punzante en sus momentos de entrega que bien debe conectarse mejor con su guitarra partner en el escenario para aprovechar el upgrade proveniente desde Ovalle, el Seattle de la IV Región.

PARALAJE

PARALAJE

En esta nueva etapa, el coach sobre las tablas debe ser tema para la pauta de los integrantes de la banda para dar matices a la paleta de colores que contiene su registro. Invertir en iluminación para entregar a Paralaje como postal de la escena nortina también es relevante, más aún cuando el espectador no se queda solamente con la música. Por fortuna, “Acción/Reacción” es el disco que la banda siempre quiso escuchar, pues ni ganas dan de saltarse algún track.

Para cualquier formación toma su tiempo entrar en calor, ya que por mucho que estén en en el norte, la indiferencia centralista se siente como los días más crudos de invierno… pero eso ya es pasado: con un álbum en mano tras una década, la ansiedad por la consagración debiese equiparar al tiempo de espera. De ser así, son el candidatos ideal para exportar este Paralaje hacia la franquicia de Nuclear Blast Europa y el Wacken Open Air. Paciencia, que la acción ya se tomó.

Por Juan Gmo. Carrasco