KUERVOS DEL SUR

KUERVOS DEL SUR

La música, esa que nos acompaña día a día moviendo nuestros sentimientos y emociones, ha sido fuertemente revisados y afectados en nuestro país.

¿Cómo se puede escribir en estos tiempos que corren si lo que conocíamos se ha fracturado de manera profunda y esencial? ¿Cuál es el rol del arte y de los trabajadores de la cultura en toda esta contingencia? Estas y otras interrogantes han ido surgiendo, cuyas respuestas vendrán con el tiempo y, por sobre todo, con las ganas de poner al servicio de todos lo que se realiza a través de la música.

El nuevo disco de los Kuervos del Sur, llamado “Canto a lo Brujo”, se iba a presentar en el Teatro Caupolicán en otra fecha, pero por la contingencia social se tuvo que aplazar, lo que generó que los argentinos de Eruca Sativa no pudieran tocar (recomendación: búsquenla y disfruten esta excelente banda que ojalá tengamos la oportunidad de presenciar en el corto tiempo); pero como los destinos se tejen y lo mágico aparece, el encargado de abrir el show del día viernes fue el gran Tata Barahona.

KUERVOS DEL SUR

KUERVOS DEL SUR

Si uno vuelve escuchar canciones icónicas como ‘No le entregues el poder’ o ‘Luz de rabia’, se da cuenta que las injusticias han sido una constante durante mucho tiempo en nuestro país, como así mismo las composiciones que han ido surgiendo de esa misma rabia contenida, como la clásica ‘Mexicana’ que retrata la dura realidad de vivir en la miseria de drogas y armas y que han acabado con poblaciones enteras.

Aplausos, vítores y cariños para esta gran figura de la música chilena que, con sencillez oriental, retrata en sus letras una realidad que muchos vivimos a diario.

El disco nuevo de los Kuervos, el cual cuenta con una serpiente que rodea una trapelakucha en su hermosa dirección de arte a cargo de Medu1a, nos demuestra desde la imagen que esta obra mantiene su estrecha relación con la naturaleza y con los pueblos que han hecho de su defensa un rito ancestral. Por lo mismo, es importante destacar y felicitar a quien realiza toda la estética visual de la banda que desde el disco anterior es un punto fundamental en la carrera de los originarios de Curicó.

KUERVOS DEL SUR

KUERVOS DEL SUR

El primer tema del disco es el ‘Señor Brujo’. No es de extrañar que en estos momentos álgidos, todas/os tenemos algo de Señor Brujo: por las noches y en soledad se vienen a la mente las/os muertas/os, heridos, mutilados, violados o torturados… todas/os vienen y se quedan un momento en nuestra soledad. ¿Cómo continuar luego de tanto horror? Es una tarea difícil, pero son los mismos espíritus de las/os caídas/os, los que dan cada día más fuerza para seguir, ya que la voluntad de cambiar todo el sistema persiste aún: de ahí salió el canto de que es posible, los demás debemos –por respeto a su memoria- continuar con la incansable lucha.

Con un sonido impecable, la banda mantuvo encendido a todo el público presente escuchando con el corazón abierto los nuevos temas, que siguen las temáticas antes tratadas: una conexión directa con lo esencial, lo ancestral, los pueblos que han vivido siempre cerca de la tierra, el agua y todos los colores y aromas que ofrece nuestra naturaleza.

KUERVOS DEL SUR

KUERVOS DEL SUR

Un pequeño descanso para refrescarse y luego continuar con los que, a esta altura, son los clásicos de la banda, de esos que el público espera, corea, canta a todo pulmón, los que hacen estremecer. Hubo, por supuesto, un homenaje a la gran Ana González, incansable luchadora social y defensora de los derechos humanos.

Una bandera mapuche está sobre los teclados y la gente se percibe emocionada con el poder del canto. Es de esperar que este ritual de juntarnos se haga una catarsis emocional, de poder librarnos de todo lo que nos acongoja, de abrazarnos, de volver a unirnos en torno al canto ancestral.

Porque, tal como sale en muchas de las imágenes que circulan en estos momentos: Cuando el pueblo se reúne, sus ancestros vuelven a estar con ellos”.

Por Javier Bustos
Fotos: Javiera Pérez, Jimy Cares