+ 56 9 8220 5285 contacto@redexodia.cl

Violeta existe, dirigido por Rodrigo Avilés y producido por Paloma Sánchez y Manuel Lagos, registra la idea de Ángel Parra Orrego y Javiera Parra, quienes deciden grabar Las Últimas Composiciones de Violeta Parra junto a una decena de destacados músicos nacionales como Alex Anwandter, Manuel García, Álvaro López y miembros de la familia Parra, incluso cuenta con la presencia del reconocido filósofo y musicólogo chileno Gastón Soublette y el Premio Nacional de Literatura Raúl Zurita.

El documental es una pieza íntima e irrepetible que abre hacia el público las puertas de un proceso creativo y de encuentro que, a medida que avanza el documental, va tomando un carácter más emotivo. Un homenaje hacia una de las artistas más importantes de la historia de Chile, quien, en cada una de sus obras, legó un poco de su historia familiar y personal, de sus penas y tormentos y de los anhelos que tenía hacia un país. 

La película ya cuenta con el galardón a Mejor Documental Nacional en el Festival Internacional de Cine de Documental de Santiago In-Edit Chile 2021. “Por correr riesgos y animarse a arrojar luz sobre la historia de una chilena universal y de la que creíamos saberlo todo. Por la importancia de que nuestro cine constate la vigencia de un disco complejo y definitivo. Por contar una historia emotiva en la que cruzan sin chocarse los secretos familiares y el poder sanador de la música”, aseguró entonces el jurado compuesto por Andrea Cordones, Felipe Saldaño y Julián Fernández Prieto.

Violeta existe se estrenará comercialmente en salas el 21 de abril, como parte de Miradoc, programa de distribución dedicado a difundir el documental chileno a lo largo del país. 

Una familia que traspasa generaciones

Más de cien años han pasado desde el nacimiento de Violeta Parra y su nombre y figura siguen causando emoción. Reconocida en todo el mundo por su música, poesía y su trabajo como artista visual, Violeta sigue conquistando generaciones hasta el día de hoy, y también generando un impacto en su familia. Tras el cáncer detectado a Ángel Parra y una operación sufrida por Ángel Parra Orrego, su hijo, este se dio cuenta de que era momento de acercarse al legado de su abuela. “Me acerqué mucho a la obra de la Violeta para poder sanar mis expectativas musicales y los textos de sus canciones me los memoricé en un tiempo determinado porque no podía tocar, entonces empecé a trabajar en su obra y a vivir un poco el pre luto de lo que sería la enfermedad de mi papá”, cuenta Ángel, quien al poco tiempo ocurridos estos hechos decidió embarcarse en la grabación del disco y la realización de la película.

“El aspecto familiar yo diría que es el más atraviesa la emoción del disco y el posterior documental”, comenta Ángel Parra Orrego, quien vio en la grabación una oportunidad única de encontrarse musicalmente con su familia, algo que no habían hecho nunca, al menos en relación al trabajo de Violeta. “Entre las canciones de Violeta, la voz de mi papá, la voz de mi hermana y la voz de todos estos artistas que conformaron el disco de Las últimas composiciones está la génesis del documental”, agrega. 

“Acercarse a Violeta junto con mi hermano lo hicimos después de hacer nuestras propias carreras por años, llegó en una instancia madura musicalmente donde nos permitió afrontar más preparados el repertorio de Violeta, fue un proceso intenso de descubrir y redescubrir una obra importante y lo que fue sucediendo después, estábamos contra el tiempo ya que la enfermedad de mi papá avanzaba y nos trataba de traspasar todas sus vivencias y conocimientos. 

Es un documental emocionante para entender a Violeta y transmitir el mensaje de que todos podemos tocar y cantar su obra, y por otro lado es una despedida que se le hace a mi papá”, cuenta Javiera sobre su experiencia en el documental.

Sinopsis

Es el viaje que emprende Ángel Parra Orrego al cumplirse 100 Años del nacimiento de su abuela Violeta Parra, proponiéndose reinterpretar el disco Las últimas composiciones, grabado poco antes de su muerte y que se convertiría en pieza fundamental y emblemática de la cultura popular de América Latina. Con este fin acude a su hermana Javiera y a su padre Ángel Parra, y convocan a diferentes músicos y cantantes con quienes viven y relatan íntimamente lo que significa reinterpretar a la gran Violeta Parra y su obra.