Después de 8 meses de un claustro obligado total a todo nivel, y especialmente pensando en nuestra escena musical nacional, el golpe no ha sido menor. Todo el negocio y el movimiento que gira en torno a la industria ha tenido que refrescarse y buscar nuevas formas de sobrevivencia, y además agréguenle el nulo apoyo de un gobierno nefasto a la cultura y las artes… Pero bueno, el rock y sus distintas formas se ha reinventado siempre en toda su historia, y ahora no será la excepción.

Lanzamiento Toys & Rock

Dicho esto, el sábado 29 de noviembre nos embarcamos en  un viaje  al corazón del pueblo santiaguino, llegando al muy querido Barrio Franklin, con todo lo pintoresco que conlleva disfrutar por sus calles, interactuar con personajes y comerciantes que dan vida e identidad a este lugar.

Paseando entre esos recovecos llegamos directamente al mítico Restaurant el Parrón, cuyos dueños (los tíos) y junto a unos chicos muy organizados entendieron que tenían un espacio íntimo lindo y acogedor para poder realizar eventos pequeños que aportan dando vitrina a nuevas bandas, y algunas consagradas que quieren participar apoyando esta causa… y así hay un par de años en el cuerpo en la realización de estas tocatas cerradas.

Pero en esta ocasión ¡había algo más! Se coronaba una fusión entre TOYS & ROCK empresa que desarrolla gestión y comercialización de merchandising, junto a Juan Carlos Rosales, quien viene trabajando seriamente hace un tiempo como mánager y productor de eventos. ¿Con que objetivo? Ofrecer espectáculos de excelencia, enfocarse en abrir espacios para la música nacional y apoyar bandas con proyección.

Ateos gracias a Dios

Aprovechando esta ventana que entregó la autoridad sanitaria, de poder realizar espectáculos para público acotado y siguiendo al pie de la letra todas las normas sanitarias se da inicio al evento, partiendo puntualmente a las 17:30 hrs., abriendo los fuegos ATEOS GRACIAS A DIOS con matices de punk, ska, boogie, ¡es momento de pasarlo bien!

Monjas con Atraso

Posteriormente hizo ingreso, una de las bandas que a mi parecer sonaron más apretados que remache de cohete; MONJAS CON ATRASO se notó que ensayaron harto y con muchas ganas de darlo todo, con su estilo crossover me recordó a pasajes de D.R.I o Slayer. Debe ser por la versatilidad de músicos que escuchan cosas distintas sin prejuicios, además el vocalista con su atuendo de monja coronó un espectáculo visual muy acorde al concepto. Daba un poco de miedo que ese botón de la sotana pudiera herir a alguien ¡pero no!… resistió con hidalguía.

Filortones

Empieza a servirse los platos centrales, donde con  FILORTONES empiezan los mosh y bailes en serio, presentando un setlist que invita al canto (con covers de los Prisioneros y Víctor jara) más sus clásicos temas de su discografía conocida por sus seguidores.

A tres guitarristas, cada uno en su estilo y con su carismático vocalista PEPINO crearon un ambiente de punk y ska a la vena dejando a la gallada encendida lista para el plato principal.

¿Y el plato sorpresa? nada más y nada menos que los legendarios FISKALES AD HOC. Locura total en el recinto. Todo el público presente corea sus clásicos, desborda energía y crea esa sinergia que solo una banda de la trayectoria y experiencia callejera puede entregar.

Los horarios impecables, el backline y sonido estuvo espectacular, fue la base de una experiencia positiva, que permite que disfrutar y olvidarte que atrás hay un equipo técnico que tiene todo bajo control.

¡En hora buena! Ha nacido un nuevo engendro para darle continuidad y retomar el camino de los conciertos en vivo, donde algunos han caído, otros se reinventan, y otros nacen con la experiencia del pasado, para subir un peldaño en esta nueva manera de enfrentar la industria musical.

Los invito a seguir sus redes participar y difundir el trabajo que están realizando ¡solo para mal portados!: Facebook | Instagram

Por Elio Hidalgo